MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

miércoles, 18 de enero de 2017

ESTE JUEVES...RELATO

                       DE TUTORES I TUTORIAS


Ella deseaba regresar con su madre; pero de momento se debía de conformar con vivir con su tutora, en este caso su tía.
Sonia solo tenía siete años y no entendía el por qué la habían separado de su madre, ella la quería. Era verdad que se pasaba muchas horas durmiendo y que a veces no le daba de comer; pero su abuela le enseñó a cocinar y ya sabía hacerse patatas fritas, un huevo, y muchas veces despertaba a mamá para que comiera, porque a su mamá también se le olvidaba comer.
 Su tía Felisa era simpática; sin embargo no le dejaba cocinar como su mamá, decía que no estaba bien que ella andara en la cocina, que era peligroso, no lo entendía. Además no la llevaban nunca a visitar a su mamá, seguro que seguiría durmiendo; aunque cuando se despidió de ella le dijo que en cuanto se curara regresaría a buscarla. Tardaba mucho, y aquí con su tía se aburría, no le dejaba hacer nada, era una pesada.
Sonia pensó: -Esta noche me escaparé e iré a visitar a mi mamá, seguro que se alegra un montón.
MÁS TUTORAS Y TUTORÍAS EN CASA DE SAN

22 comentarios:

María Perlada dijo...

Seguro que así será, que se alegrará.

Un beso.

Noa dijo...

Madre mía... sólo de pensar que una niña pequeña se tiene que hacer un huevo me da algo.

Un beso,

Noa

Ester dijo...

Y a mi que siempre acabo metida dentro de los relatos me apetece acompañarla esta noche para que no le ocurra nada y no la regañen. Saltos y brincos

Tracy dijo...

¡Qué pena!, una madre es una madre, aunque "duerma" mucho

Campirela_ dijo...

Este relato nos deja muchas dudas y tristeza , la presencia de una madre no la suple nada en la vida , aunque a veces hay contratiempo que nos llevan a situaciones como la descrita.
Un abrazo y feliz semana.

Roxana B Rodriguez dijo...

¡Hola! ¡Qué triste relato, no me esperaba semejante final.

¡Un abrazo!

Juan L. Trujillo dijo...

Triste relato. Sonia debería saber que aunque su madre duerma definitivamente, seguirá añorando aquella vez que intentó darle de comer, después de despertarla.
Loable labor la de la tía Felisa, aunque nunca podrá sustituir a la madre durmiente.
Besos

Ame dijo...

El apoyo y cariño de la tía es importante para la pequeña.
A veces creemos que no debemis decir a los pequeños lo que sucede, precisamente por eso, porque son pequeños, pero sebles crea una amgustia porque no entienden. Lis niños no viven en nuestro tiempo o no miden el tiempo como nosotros, lo que para los afultos puede ser breve, a ellos les puede patecet eterno.
Un beso

Leonor dijo...

Es muy triste que tantos niños tengan que vivir en esas circunstancias. Y esta niña tuvo suerte de tener una tía que la cuidara, otros acaban en la calle malviviendo y en manos de depredadores.

Un beso.

San dijo...

Que triste Carmen, has reflejado la vivencia de muchas niños y niñas que por causas ajenas a ellos han de vivir lejos de su madre. Esa separación se arrastra siempre.
Un abrazo y muchas gracias por estar.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Los niños pequeños ven las cosas con ojos de inocencia y sólo entienden de las cosas más puras. El amor de una madre a veces no puede aflorar como debiera y necesita de ayuda, necesita sanarse de otros pesares primero. Dolorosa historia la que nos narras. un abrazo

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Me has hecho recordar un tiempo que trabaje en la llar d'infants de Girona.Los niños muy pequeños deseaban todos regresar con sus padres, vivieran estos en las condiciones que fueran, habia dos hermanos gitanos cuyos padres vivian en unas condiciones más que deplorables, pues era para verles la cara de felicidad que tenian cuando algun dia los recogian los padres. Los niños no miden el nivel de confort sino el cariño que reciben. Un relato precioso que encoje el corazón, besos.

David Rubio dijo...

Fantástico micro. Narrado con ternura nos va llevando en el drama de esa pequeña que ha perdido a su madre. Como buen micro, deja el final en lo más alto, esa aventura con un final aún más terrible que la historia narrada, dejando a esa niña a las puertas de una búsqueda cuyo fin ya está fijado. Enhorabuena... ¡Ah! Es un verdadero placer encontrarme en la blogosfera con una badalonina-adrianenca. Soy de Sant Adrià de tota la vida. Saludos!

Charo dijo...

Es un relato triste para la niña que no entiende bien lo que pasa, aunque tal vez sea mejor para ella que su tía Felisa se haya hecho cargo...por desgracia hay muchas madres que no saben o no pueden hacerse cargo de sus hijos. Has reflejado muy bien el punto de vista de la niña.
Un beso

Montserrat Sala dijo...

Hola: me supongo que la madre de esta chica sería, o alchólca o drogadicta. Podre niña, aunque su tia la queria y la cuidaba simpre echaría de menos el amor materno que nos se parece en nada a lso demás.
Que tengas un buén finde.

Carmen Andújar dijo...

Gracias María, Noa, Leonor, Charo,Neo, Ame, Juan L, Campirella, Motserrat, Sandra, Molí, Roxana, David, Tracy i Ester. Lo peor son los niños pequeños que viven esas situaciones alejados de sus padres.
Un abrazo

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Me da impresión que lo de la madre es más grave de lo que la pequeña puede entender. Y que la tía está tan preocupada por ella, que por eso no la deja cocinar.
Bien planteado el relato.

Dánae Castillo dijo...

Un micro bien conseguido, con un final abierto.

Yessy kan dijo...

Muy lindo relato. Seguramente debe estar mejor con su tía que con su madre. Por alguna razón esta con ella. Mejor que la cuide y no que la abuse.
Bso

DomMayo dijo...

Un niñ@ solo entiende que no entiende porque sus papas se van dejandole solo..

Un saludo Carmen

RECOMENZAR dijo...

interesante tu manera de ver la vida

Juan Carlos Celorio dijo...

Uy, algún día se escapará o conocerá la realidad de su madre y eso será un duro golpe. Deberían irla preparando para que cuando lo reciba no sea demasiado.
Besos..