MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

miércoles, 22 de diciembre de 2010

ESTE JUEVES UN RELATO



VILLANCICO


Yo soy de esas que sufre una catarsis en navidad, me gusta, no lo puedo remediar, y lo que me vuelve loca son las luces de la calle. Aquí en mi ciudad no ponen muchas; pero en Barcelona, es precioso el ambiente, oye, me cambia el carácter y me entra una felicidad, que ya ves, que tontería, disfrutar con algo tan simple, yo me convierto en otra persona. La vertiente consumista me gusta menos, porque parece que estás obligada a comprar; pero bueno, aquí se puede hacer sus más y sus menos, lo importante es compartir con los amigos y la familia estas fechas tan señaladas. También he de deciros que a veces esta felicidad es un poco nostálgica, sobre todo si te falta alguien de la familia; como es mi caso; aunque estoy segura que desde donde esté, querría que continuara tal como soy, porque se que su espíritu vive en mi y es como si siguiera aquí conmigo. ¿Sabéis con lo que también me lo paso muy bien en estos días? Con las películas navideñas, y cuanto más magia tengan mejor, me meto tanto que a veces me emociono mucho, supongo que me acuerdo de mi niñez y de la ilusión que me hacía cuando se acercaba el día de Reyes, había que irse pronto a dormir porque con los niños despiertos no pasaban los reyes, y yo, cerraba tan fuerte los ojos que hasta me dolían de apretar tanto, y, al día siguiente allí estaban los regalos, era maravilloso. ¡Ah la ilusión! Es lo más bonito que existe, sin ilusión no se avanza en esta vida, no se realizan proyectos, ni se sale de situaciones difíciles, esa ilusión de niño no se ha de perder nunca por muchos años que pasen, porque si te paras a pensar como decía aquella película, “La vida es Bella” y hay que disfrutarla mientras se pueda y esa ilusión nos ayuda a hacerlo.
Así que yo pienso, que si existe catarsis colectiva mejor que mejor; aunque sea una vez al año, ya sabemos que debía de ser todo el año pero si estas fechas sirven para ser un poco mejor persona, pues adelante, que viva la navidad.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

ESTE JUEVES UN RELATO



HISTORIA DE ASCENSOR

Este artilugio no me gusta mucho la verdad; pero he de reconocer que hace su servicio, porque cuando no funciona y el piso donde vas es muy alto, te acuerdas de la madre de este cacharro. Una vez iba a casa de mi tía que vivía en un noveno piso, -nada más y nada menos-, y el ascensor se había estropeado. Ya me ves subiendo escaleras y escaleras sin parar, cuando me quedaban un par de pisos, los subí a gatas, madre mía como sudé. También he de decir que cuando estás dentro de él, una claustrofobia te invade por dentro, que no se te va hasta que llegas a tu destino, aunque pondría la mano en el fuego a que no soy la única, y no te digo cuando observas que va muy lento, o al revés, que va muy rápido, o sientes que se mueve un poco más de lo normal, te empiezas a rayar como dicen los niños y piensas: ¿y si esto se cae? Bueno estoy en un piso muy bajo, como máximo me rompería las piernas. Sin embargo si el piso es muy alto, la cosa cambia: Si esto se cae, la palmamos. En fin, que de todas maneras, hay comida de coco.
El ascensor es como una especie de amigo con el que siempre te estás peleando, y como dice la canción: Ni contigo ni sin ti, tienen mis males remedios, contigo porque me matas y sin ti porque yo me muero. De todas maneras, amigas y amigos hay que hacer ejercicio, así es que, a subir escaleras, pasemos del ascensor porque el ejercicio es lo mejor.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

ESTE JUEVES UN RELATO



CAMBIO DE SENDA

María llevaba diez años en una oficina tediosa y aburrida, cada día la misma rutina, cada día los mismos comentarios; pero, ¿qué quería? Trabajaba de lo que había estudiado, -formación profesional administrativa-, pocas personas podían decir lo mismo; sin embargo, al pasar los años se daba cuenta que quizás aquello no era lo mejor para ella. La inercia le hacía continuar, no se podía arriesgar a dejar el trabajo con los tiempos que corrían.
Un día, paseando por las calles de la ciudad se paró en un escaparate de una tienda de juguetes; aunque se había hecho mayor, los juguetes eran algo que le seguían fascinando, sus colores, los mecanismos de aquellas muñecas parlantes, o de los robots que bailaban o saltaban al compás de tus palmadas. En ese momento no miraba nada de eso, observaba con delirio una cocinita de madera con todos los utensilios necesarios para su buen funcionamiento, ollas, cacerolas, armarios y hasta vitro cerámica, vamos, a la última. A su lado, una niña miraba embelesada como ella aquella maravilla sin poder apartar los ojos de la misma. María se dio cuenta de su presencia y la contempló con envidia sana: ¡Qué bonita!, ella podrá disfrutar de esa preciosidad. Después de un rato, se quedó pensativa mientras observaba a la niña, y se le ocurrió algo que quizás siempre tuvo en su subsconciente: ¿Y si pusiera una tienda de juguetes? ¡Claro eso es lo que haré!; aunque el dinero, tal vez si pidiera un préstamo, o quizás si buscara un socio. Lo del socio era algo difícil; primero probaría con el banco. Al día siguiente pidió permiso para salir un momento y se acercó a una sucursal, les explicó su idea y con su nómina fija accedieron; sin embargo por si acaso se lo comentó a alguna de sus compañeras y la que menos esperaba también se decidió. Montaron su tienda de juguetes y aunque les costó un poco arrancar, al final la cosa fue funcionando, y María llegó a la conclusión que a pesar de los pesares, no tener una nómina fija y hasta a veces andar buscando equilibrios, esto es lo que ella siempre había deseado; por fin era feliz con lo que hacía y, los más bonito, haría realidad el sueño de muchos niños y niñas.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

ESTE JUEVES UN RELATO



RELACIONES PATERNOFILIALES

Me hubiera gustado ser una madre modélica; pero, que digo, siempre me sale la vena tradicional, en realidad me hubiera gustado ser una madre valiente para realizar cosas que tal vez por la presión social no me atreví; aunque si os digo la verdad, no me arrepiento de ser como soy, un poco egoísta, un poco solidaria, en fin, esta doble personalidad que tienen muchos individuos y apenas cuatro reconocen. Como a nadie nos enseñan a ser madre, mi maestra como la de la mayoría, fue la mía, y aunque de joven pensaba: No me gusta esto de mi madre, ni lo otro, que pesada, no me deja vivir mi vida, yo, seguro no seré así. En el momento de de ser yo madre, mi perspectiva de las cosas cambió, la influencia de mi madre fue más grande de lo que yo podía pensar, y conforme me he hecho mayor, no os diría que soy igual que ella; pero una gran parte de su personalidad ha quedado grabada en mí, quizás he descubierto en su persona rasgos positivos que a través de los años he ido asumiendo.

jueves, 11 de noviembre de 2010

ESTE JUEVES UN RELATO


LAS REDES SOCIALES

- Mamá, no mires mi messenger.
- Pero, ¿qué pones ahí?
- Cosas mías, hablo con mucha gente, anda déjame.
- Lo que yo veo es que cada vez escribes peor.
- Anda mamá, que esto va así, en las clases escribo bien sin faltas. Y ahora vete, que he de poner las últimas fotos en el Facebook.
- ¿Y si las ve alguien que tú no quieres?
- Imposible, si no los añado no las pueden ver.
Aburrida, me voy y la dejo en paz. La verdad es que a mí esto del Messenger no lo entiendo mucho, donde esté el teléfono que se quite lo demás, además, si se acaban de ver ¿por qué después continúan en la red?. ¿Qué se tendrán que decir?
Muchos me comentan que si no tienes Facebook no eres nada, pues seguramente no soy nada; pero yo estoy un poco hecha a la antigua usanza, como máximo tengo el blog. Supongo que si tienes que comunicarte con mucha gente va bien; pero como no es mi caso, pienso que no me hace falta; porque para poner fotos y cotilleos, yo, paso.

miércoles, 20 de octubre de 2010

ESTE JUEVES UN RELATO: ROBÓTICA



DIARIO ÍNTIMO DE UNA NEVERA

-Vaya, ¿dónde me lleva esta gente?, no quiero separarme de mis compañeras, ¡ayudadme, no deseo marcharme!. ¡Jolín que viajecito!, este camión sólo pasa por baches, me duele todo. Menos mal, por fin he llegado, parece que la señora es simpática. Hombre, que bien, aquí tengo una compañera. Hola ¿cómo estás?. Anda parece que está llorando, ¿por qué lloras? Si también se la llevan, pobrecita; seguro que le buscarán otra casa.
Enseguida la nevera vio como la llenaban de los más variopintos alimentos, ella que hasta entonces olía tan bien, ahora no le gustaba mucho el perfume que despedía. Durante el día la abrían y cerraban constantemente, sobre todo unos niños que no paraban de coger embutidos de todo tipo. Lo peor de todo era, que a veces la colmaban tanto, que los alimentos se iban amontonando en el fondo y no se daban cuenta, gastando lo que había en primer término. Nada más cuando empezaba a desprender una olor algo nauseabunda, percibían estos alimentos. La pobre nevera no paraba de quejarse:
- ¡Dios mío que habré hecho para merecer esta tortura! Quiero volver con mis hermanas y mis antiguos amos, ellas me cuidaban más.
Así pasaban los días, las semanas, los meses, y todo seguía igual, incluso peor; pero lo que no sabía aquella pobre es que su vida iba a cambiar. Un día los dueños se fueron, y apareció una chica muy joven que se quedó en aquel piso. Nada más llegar, abrió la nevera y casi se desmaya. Cogió un cubo con agua, jabón y lejía y comenzó a frotar. --- -¡Qué gusto sentirse por fin limpia! -Pensó. Aquella chica le hizo cambiar su percepción del ser humano. La llenaba lo justo y la acicalaba a menudo. A partir de entonces se comenzó a sentir mejor en aquella casa, y poco a poco nunca más tuvo la necesidad de huir hacia otros mundos.

martes, 19 de octubre de 2010

EXPOSICIÓN CAIXAFORUM MIQUEL BARCELÓ





Aprovechando el puente del Pilar, fui a ver una exposición monográfica del pintor Miquel Barceló en la etapa de los años 80 hasta la actualidad. La verdad es que no te deja indiferente, su pintura va desde los colores duros y vivos,- deformando incluso telas para salirse de la propia bidimensionalidad de la pintura y convertirla casi en una escultura-, hasta la creación de imágenes delicadas que intentan captar la naturaleza que en ese momento tenía delante, como eran las pinturas que realizó en Africa a finales de los ochenta, aquí sobre papel y con una técnica mixta intenta captar el ambiente del desierto, dibujando simples piedras que proyectan su sombra delicada en la arena, utilizando tonos que van desde el blanco roto, pasando por los ocres y grises, además captando toda la imagen desde una perspectiva aerea que le da mucha más fuerza a la pintura. A mi esta etapa es la que más me gusta por su delicadeza. De todas maneras no son nada menospreciables las telas culinarias, donde sólo te falta ver el fuego para observar como se cocinan los alimentos en las sartenes que representa con una textura llena de vigor, que como en otras telas dan una sensación de realismo muy original.
Si estáis por Barcelona os la recomiendo, vale la pena. Está hasta Enero del 2011

lunes, 11 de octubre de 2010

UN POCO MÁS DE MÍ






Respondiendo a la invitación de Mar y participando en el juego que MªJosé propone, contesto con mucho interés, y a ver que tal me sale

1.- ¿Te llevas bien con tu suegra?
Me llevo bien
2.-¿Cuál es tu reto?
Levantarme cada día con mejor humor, intentar ser una buena persona y ayudar a mis hijas a ser felices.
3.- ¿Qué le dirías a tu jefe si te tocara la lotería?
Mi jefe es un poco abstracto, es la Generatitat, e igual la enviaba un poco a freir espárragos.
4.- ¿Qué harías si descubrieras que alguien te está mintiendo?
Me sentaría muy mal, no soporto las mentiras; al menos que sea una mentira piadosa; pero ni aun así. Le dejaría explicarse; pero me sería difícil de perdonarle.
5.- Si se quema tu casa y sólo puedes salvar una cosa, ¿qué salvas?
Aquí coincido creo que también salvaría los álbunes de fotos con mis hijas.
6.- Entras en un sitio y hay mucha gente, ¿qué haces?
Seguramente marcharía, me agobia la multitud.
7.- ¿Ves el vaso medio lleno o medio vacío?
Soy pesimista, lo vería medio vacío.
8.- Te encuentras una lámpara mágica, ¿qué tres deseos pides?
Primero salud, porque sin salud mal vamos, segundo amor, creo que sólo pediría estos dos
9.- ¿Qué te llevó a escribir el blog?
Mi hija me lo propuso y entre las dos lo hicimos y así de paso daría a conocer mis escritos y mis cuadros. Mi profe del taller también me lo recomendó y decidí hacerle caso.Digamos, quién me llevó.
10.- Si fueses un dinosaurio, ¿cómo te llamarías?
Pues nunca he pensado ser un dinosaurio; pero quizás me llamaría Selene
11.- ¿Querrías cambiar algo de tu pasado?
Creo que no, bueno quizás haber sido un poco más valiente, siempre he sido muy miedosa y me he atrevido a pocas cosas.
12.- ¿Cuál es tu sueño?
Mi sueño sería publicar una novela que tengo en ciernes,ójala así sea.
13.- ¿Qué es lo más vergonzoso que has hecho?
Ser egoista
14.- Si fueras un animal, ¿cuál serías?
Un gato
15.- ¿Qué no harías nunca por dinero?
Igual que Mar, matar.
16.- ¿Qué o quién es capaz de sacarte de tus casillas?
La tozudez de algunas personal, y el que no se ponen nunca en el lugar de los demás. También el machismo, que no lo puedo soportar.
17.- ¿Qué has hecho en tu vida de lo que estás tan orgulloso?
Pués quizás, ayudar a mis amigas en momentos difíciles, y estar con mis padres en momentos también complicados.
18.- ¿Cómo te gusta o gustaba enamorar?
Con mi carácter, mi manera de ser, mostrándome tal y como soy.
19.- ¿A qué personaje famoso o no famoso te gustaría parecerte?
Famoso, no se,a alguna compañera de mi instituto que se le ve segura de si misma y con ganas de superarse cada día.También me gustaría parecerme a alguna escritora de estas que despuntan y que han conseguido su meta como Lucia Etxebarría.
20.- ¿Con qué estación del año te identificas más?
Primavera
21-¿Lugar soñado?
Puede que Nueva York y Egipto.
22-Para el sexo más madur@s o más jóvenes que tú?
Igual que yo o más jóvenes, porque yo soy un poco infantil
23. ¿Por quién darías la vida?
Por mis hijas.
24. ¿Cuál es tu película preferida?
Me gustan mucho las de fantasía y también las costumbristas románticas. Superman y Desayuno con diamantes.
25.¿Tu libro preferido?
"El médico" me gustó mucho y "Los pilares de la tierra"
26. ¿Te gustaría conocer Uruguay?
Seguro que sí,lástima que me da pánico el avión

La pregunta 27:
¿qué idioma empezarías a estudiar ahora?
Inglés, siempre lo he empezado y nunca lo acabo, no se nada.

Pregunta 28:
¿Con qué personaje importante te gustaría ir a cenar?

Convido a:

Gustavo
Felisa
Teresa
Verónica

miércoles, 6 de octubre de 2010

ESTE JUEVES UN RELATO "PÁGINA 24 TERCERA LINEA


Frase sacada del libro “La sombra del viento” Los dedos le olían a canela

EL PASTEL

Los dedos le olían a canela, llevaba tantas horas en aquella cocina haciendo postres, que lo más normal era que aquel perfume invadiera todo el ambiente, incluso su persona. Desde que entró en ese trabajo su agotamiento iba en aumento, tenía una jornada laboral eterna, no se acababa nunca, y que decir de su jefe, el hombre perfecto, todo lo que le rodeaba era imperfecto, criticaba y criticaba, no había nada a su gusto, era capaz de hacerte repetir un postre hasta que él consideraba que estaba adecuado para aservirlo a un cliente. Quien le iba a decir que después de trabajar durante años en una cocina como chef, aquel restaurante cerraría y se tendría que buscar la vida, volver a empezar, nunca mejor dicho, de jefe a una simple ayudante. Llevaba bastante mal lo de ser mandada, no se que se creía aquel tipo, ella sabía cien mil veces más y la ponía en ridículo; pero estaba atada de pies y manos, necesitaba el dinero, la hipoteca le ahogaba y ya había probado lo que se sentía cuando no tenía trabajo, y la verdad, es que no era una sensación muy agradable.

Hoy, aunque sonara un poco extraño estaba contenta, el pastel de limón le quedó perfecto, se podría añadir a la carta de nuevos postres, porque éste llevaba un toque de menta que lo hacía diferente. Lo cogió con cariño y lo fue a depositar en la nevera; pero unas manos le agarraron del brazo.
- Espera un momento, he de probarlo.- dijo el chef

Su cara era un poema; pero no tenía más remedio, cedió. El chef acercó la cuchara a la boca e hizo un gesto de desagrado.

- Muy picante, repítelo.

En su cabeza resonó: Repítelo, repítelo… Silencio, volvió a coger el pastel y lo colocó en el frigorífico. El chef la miraba incrédulo, Detrás de ella una cacerola de bastantes dimensiones esperaba para la próxima comida, la agarró con fuerza y sin mediar palabra la estampó sobre su jefe, que cayó como un saco al suelo. Lo miró impertérrita, salió por la puerta y no volvió a pisar nunca más aquel restaurante.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

ESTE JUEVES UN RELATO



¿EN QUÉ TRABAJAS...O TE GUSTARÍA TRABAJAR?

Este tema me toca muy dentro. Yo trabajo con chicos y chicas adolescentes, y para mí, no es el mejor trabajo del mundo, antes si; pero últimamente los intereses míos y los de ellos chocan bastante, no coinciden en nada. Creo que mi otra vocación hubiera funcionado mejor, enfermera, si, no se parece mucho; pero a mi me va eso del trato personal; creo que lo haría bien, soy humana y el estar con enfermos que necesitan cariño, seguro que funcionaría; pero mira, decidí trabajar en esto de enseñar, y el problema es que no conté con que muchos alumnos no querrían ser educados y menos enseñados, si si la generación ni ni, ni estudio ni trabajo, igualmente me acabarás aprobando por cansancio. La situación en este mundo está verdaderamente mal A veces sueño que sucedería si mi trabajo lo desempeñara en un hospital, supongo que también lo pasaría mal, soy muy sensible y alguna lágrima se me escaparía; pero yo pienso, si una no se emociona es que no está viva, y en esta vida todo no son alegrías. Las pruebas que se nos presentan nos hacen más fuertes; y seguramente cuando entrara en la habitación de un paciente, le daría su medicación, hablaría con él y sobre todo le escucharía mucho, -porque en esos momentos a una le gusta que la escuchen-, se quedaría más relajado y su estado de ánimo cambiaría, de manera que lo más probable es que su enfermedad mejoraría aunque fuera un poco. Bueno, la verdad es que esto es muy idílico; porque creo que no existen enfermeras así, tipo “Hospital Central”; parecidas si, pero igual no. Desde luego soñar siempre es bueno, porque a estas alturas no me atreveré a cambiar de oficio, hombre podría; sin embargo conociéndome, -porque creo que me conozco un poco- me arrepentiría al momento, así es que pienso que seguiré como hasta ahora, o tal vez podría enseñar como una enfermera, con un trato personalizado; lo de escuchar yo lo tengo bastante claro; aunque ellos han de practicar bastante más, de esta forma la cosa podría funcionar un poco mejor. Bien, quizás en otra vida.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

ESTE JUEVES UN RELATO



JUEVES DE MÚSICA


PARÍS



Iba a sentir a mi grupo favorito- “La Oreja de Van Gogh”- en directo, estaba emocionadísima, la de años que hacía que no escuchaba música en vivo. Llegamos casi dos horas antes, había poca gente; pero poco a poco se empezó a llenar. El momento de salir los artistas fue muy emotivo, se me saltaban las lágrimas, no podía recordar desde cuando no sentía aquella sensación tan mágica. Empezaron a cantar, y todos corearon las canciones, sobre todo cuando llegó “París”, para mí su mejor canción con la mejor música posible, Cuando la oigo, una fusión de alegría y emoción se mezclan en mi cerebro, parece que vuelo por el cielo como los pájaros. Esta canción habla de una historia de amor y desconsuelo, recordando la ciudad donde una pareja pasó los mejores momentos de su vida y que ya nunca más volverán . Aquí os dejo la primera estrofa y el estribillo. Seguro que muchos de vosotros la conocéis:
Ven acércate
Ven y abrázame
Vuelve a sonreir y recordar París
A ser mi angustia
Déjame pasar una tarde más.

Dime dónde has ido
Donde esperas en silencio amigo
Quiero estar contigo y regalarte mi cariño
Darte un beso y ver tus ojos
Disfrutando con los míos hasta siempre,
Adiós mi corazón.

Imaginaos esta letra cantada por cientos de voces al unísono, indescriptible, pensaréis que exagero; pero parece mentira la subida de adrenalina que te provocan todas estas personas, que al igual que tú experimentan las mismas sensaciones y sentimientos. Es una balada que empieza suave y acelera justo en el momento que el estribillo hace acto de presencia, el ritmo cambia dejándote llevar por el, acompañándolo hasta el final.
Ese día salí del concierto con un chute de energía que no te lo da ningún polivitamínico, y desde luego me quedé con ganas de volver a otro en el menor tiempo posible; aunque eso, ya será otra historia.

sábado, 4 de septiembre de 2010

EL ALMA ESPERA

Mi cuerpo tiene sueño

Mi alma no quiere dormir

Permanece despierta,

Espera una señal que no llega

Vigila y vigila;

Pero mi cuerpo no puede más,

el sueño me vence,

Imágenes confusas en mi subconsciente

Palabras vacías,

El invierno de Vivaldi

resuena en mi mente

Me siento transportada al cielo,

dejándome mecer por cada nota.

Abro los ojos,

intento recordar,

Nada de nada.

Sigo despierta,

esperando recordar aquel sueño,

esperando una señal que no llega,

pero mi alma siempre permanecerá despierta,

tarde o temprano se presentará,

y yo, estaré allí para esperarla.



martes, 24 de agosto de 2010

VUELTA DE VACACIONES

He tenido unas vacaciones muy entretenidas, ruta en coche, visita a diferentes lugares de España y Portugal, algunos los hemos visto mejor y otros peor debido a alguna gastroenteritis que otra que nos dejaba baldados; pero ya se sabe, tantos días y comiendo de todo, es raro que no caigas alguna vez. A la vuelta nos hemos encontrado sin Internet, y hasta que no ha pasado una semana no se ha arreglado el tema.
He venido con las pilas puestas y ganas de escribir, poco a poco me iré enganchando a concursos y a nuestros jueves y sábados literarios.
Aquí os dejo unas cuantas fotos para recordar diferentes momentos del viaje.

VISTA GENERAL DE TOLEDO


PUERTA DEL SOL DE TOLEDO


BIBLIOTECA DE LA UNIVERSIDAD DE SALAMANCA



FADOS EN COIMBRA

CALLE DE NAZARÉ (Portugal)


TIENDAS DE RECUERDOS DE FÁTIMA


PILA DE LAS PROMESAS (FÁTIMA)


CASTILLO DE PENA (Sintra - Portugal)


PLAZA DE PORTUGAL


MONASTERIO DE LOS JERÓNIMOS (Portugal)



Hombre estatua levitando en Lisboa. No fuimos capaces de ver como lo hacía


PUENTE ROMANO (Mérida)





IGLESIA DE CÁCERES


MONASTERIO DE GUADALUPE (EXTREMADURA)



LAS TABLAS DE DAIMIEL (CIUDAD REAL)


LAS LAGUNAS DE RUIDERA (CIUDAD REAL)


miércoles, 28 de julio de 2010

ESTE JUEVES UN RELATO


Me despido unas cuantas semanas del blog, me voy de vacaciones. Espero que al volver, venga cargada de ideas para nuevos relatos.
Hasta la vuelta





QUISIERA ENCONTRARME CON…

Hoy he quedado con una amiga en el restaurante “Els Quatre gats”, Este local además de ser un excelente restaurante, fuera de las horas de comidas, funciona como cafetería, y precisamente a eso fuimos, a tomarnos un café. La decoración me recuerda a
tiempos pasados de la época modernista, con carteles antiguos, de cuando no existía ni el Photoshop ni otros programas de edición de imágenes, ni nada por el estilo. Cuando estoy allí, cierro los ojos y pienso que estoy rodeada de personajes que vivieron hace unos cuantos años, se reunían en este lugar y realizaban tertulias tanto de arte como de literatura, y ya que mi gran afición además de la literatura es la pintura, me gustaría encontrarme con el gran Picasso; me aguantaría un poco; pero al final lo acribillaría a preguntas; sobretodo le diría que cómo una persona con un estilo tan figurativo llegó al cubismo, cómo se le ocurrió el cuadro de “Las señoritas de Avignon”, rompía con todo lo que había realizado hasta ahora, le preguntaría las técnicas que utilizaba para sus obras de arte, y de donde le venían las extraordinarias ideas para realizar sus cuadros. Cuando me sintiera satisfecha con todas las respuestas, después relajadamente hablaríamos sobre los misterios de la vida y la muerte, pasarían las horas sin darnos cuenta, caminaríamos ramblas abajo hasta el puerto, y sentados al borde del agua observaríamos extasiados la puesta de sol como una auténtica obra de arte de la naturaleza, nuestra vista absorbería todos aquellos tonos maravillosos y cambiantes rojizos y anaranjados. Los contemplamos y nos despedimos dispuestos a plasmar toda aquella belleza en un lienzo; y aunque los dos sabemos que cada uno de nosotros lo hará de forma diferente, yo me siento tan impregnada de sus palabras, que tengo la seguridad que a partir de ese momento, mi manera de ver el mundo cambiará por completo para siempre

miércoles, 14 de julio de 2010

EL ESPEJO


Otra vez Laura estaba viendo la película de “Regreso al Futuro” por octava vez, no se cansaba. Eso de viajar en el tiempo era algo que le obsesionaba, ¡Quién pudiera hacerlo! Ir al pasado y después al futuro, conocer a sus padres de niños y jóvenes y ver si eran tan perfectos como decían. La verdad es que sus progenitores estaban algo preocupados, las paredes de su habitación se inundaban de posters de cómic con el mismo tema recurrente. Como cada noche, Milus, el protagonista de su historia se disponía a traspasar la puerta que daba al desván, donde le esperaba otro mundo, el futuro. Le encantaban todas las aventuras por las que pasaba aquel héroe anónimo, era su cómic favorito, el tiempo le pasaba sin apenas darse cuenta. Aquella noche estaba tan imbuida que no percibió que una mano le tocaba el hombro y le decía:
-¿Quieres conocer tu futuro?
La voz insistió y al final Laura sobresaltada miró hacia atrás pero no vio a nadie; aunque siguió oyendo aquella voz que le empujaba hacía el espejo que tenía enfrente. Se acercó y lo tocó, la mano se hundió hasta desaparecer, casi se le salen los ojos de las órbitas pero debía seguir, había de ver lo que le esperaba al otro lado. Poco a poco fue pasando a través del espejo, al salir se encontró en otra habitación muy parecida a la suya, una niña estaba con unos cascos y un ordenador extrañísimo, flotaba en el aire, era redondo y hablaba, -madre mía lo que faltaba un ordenador parlante. Pensó-. La niña se dio la vuelta, y ¡ostras! Tenía su misma cara; sin embargo no podía ser ella, se abre la puerta y entra una señora, también se parecía mucho, una voz masculina a lo lejos la llamó:
- Laura, me voy a la oficina, hasta luego.
- Adiós Carlos, nos vemos a la tarde.
Era ella misma con bastantes años más, vamos, como su madre, y ese Carlos, la verdad es que no conocía a ningún Carlos, en fin mejor no preocuparse. Parecía que discutía con su hija.
- Paula, quieres dejar de hablar con tus amigos, tienes deberes que realizar.
- Mamá, no seas pesada, ya los haré, no me estreses, dame tiempo.
- ¿Tiempo? Pero si tienes todo el tiempo del mundo y no lo aprovechas, mira tu cama toda llena de ropa. Podías recoger un poco.
- Ya lo haré, no seas pesada.
- Pesada, tú si que eres pesada. Te doy media hora para que recojas y dejes de hablar, ¿queda claro?.
- Bueno, vale.
- ¡Vale de verdad!
- Si…
La madre, o sea ella misma desapareció por la puerta por donde había entrado. Decidíó volver a su habitación actual algo decepcionada. Como podía ser igual que su madre, nunca pensó que le diría esas palabras a su futura hija. Lo mejor sería no intentar volver al futuro; así se mantendría la sorpresa; porque lo que vio no le gustó mucho; sin embargo le hizo reflexionar, como se cambia cuando eres adulta, tanto como para no comprender a la siguiente generación, por muy avanzada que se crea. Quizás esto le sirvió para comprender un poco más a su madre y no criticarla tanto.

miércoles, 23 de junio de 2010

ESTE JUEVES UN RELATO


ME ACUERDO DE TI CUANDO VEO

Papá, me acuerdo de ti cuando veo mi último cuadro, un bodegón bien simple; pero hecho con toda la ternura del mundo: Una taza de café, una cafetera clásica y una también clásica modernista caja de bombones Se representa en mi mente aquellas sobremesas contigo, tomándonos un café y hablando de política, porque aunque algunos digan que no les importa, en realidad, la política era y es todo, porque éllos si, los políticos rigen nuestras vidas hacia un sentido o hacia otro. Esas veladas eran relajadas, pausadas, saboreando aquel liquido negro aromático, a veces acompañado con unos suaves bombones. Es una de las cosas que más añoro; pero también me acuerdo de nuestros paseos con tus nietas con el sol iluminando nuestras caras en los atardeceres de verano, riéndonos de las ocurrencias que tenían con su lenguaje en pleno proceso de aprendizaje. Fueron momentos que seguro recuerdas, con la felicidad de haber vivido esa etapa tan importante en la vida de las niñas. Me acuerdo cuando alguna vez me acompañabas a pintar al aire libre, nadie como tú me enseñó a organizarme bien, que es lo que siempre me ha faltado, organización, y no empezar a pintar antes de sacar los pinceles, bueno es broma, ya me entiendes . Siempre me decías: -Antes de empezar a trabajar tienes que preparar muy bien todos los utensilios, y así estarás más cómoda. Cuánta razón tenías. Todos esos instantes que viví contigo los recuerdo con alegría, y te doy las gracias por ser mi padre.
Te quiero, ahora y siempre

sábado, 12 de junio de 2010

FLORENCIA QUERIDA



Siempre había soñado estar contigo en aquella ciudad llena de magia y cultura, Florencia, la cuna de grandes artistas del renacimiento, que cambiaron la manera de mirar las obras de arte. Las pinturas pasaron de ser completamente planas a encontrar la tercera dimensión, lo más cerca posible de la realidad. Paseando por sus calles y observando sus casas, vas encontrando las huellas del tiempo que aun son visibles en muchas de sus paredes. Ahora, mirando como se pone el sol desde aquella maravilla que es el puente Vecchio, -uno de los más antiguos de Europa, construido totalmente en piedra- lleno de vida, con el bullicio de sus gentes, que compra y vende de todo a los turistas con ganas de llevarse un trocito de ese pueblo, en el que una parte permanece anclada en siglos pasados- absortos en la puesta de sol, que va oscureciendo el cielo con esos matices azul de Prusia y rojizos que envuelven aquellas casas, donde sus muros continuarán observando impertérritos el paso del tiempo.

viernes, 4 de junio de 2010

SÁBADOS LITERARIOS DE MERCEDES


CONVERSACIONES CON DIOS


Dios mío, tengo muchas cuestiones en la cabeza que quisiera me resolvieras;
aunque no estoy muy segura que me las puedas contestar todas. Ya sé que tú eres Dios
y yo una simple mortal; pero como mis preguntas son simples quizás tus respuestas
también se puedan acercar a mi comprensión.
Dios, con voz profunda le respondió:
—Bien, pregunta; aunque no te garantizo que mis respuestas te dejen contenta.
—Me gustaría saber por qué existen muertes tan injustas.
—Mira, hija mía, todos venimos a este mundo con una misión que se debe cumplir
a corto o a largo plazo. Una muerte puede parecer injusta, sin embargo esa persona de
bien seguro ha cumplido con lo que ha venido a hacer en el mundo. Es algo que para ti
es difícil de comprender, pero todos tenéis vuestro destino escrito.
—¿Incluso los niños?.
—Si, ellos también vienen con una misión debajo del brazo. Es verdad que es muy
duro para sus padres; pero ese niño sigue estando con ellos, en otro plano, es verdad;
aunque seguirá guiándolos en toda su vida. Tú ya sabes que esta vida es un tránsito
hacia otra que será eterna.
—Ya, pero tienes que entender que los humanos nos aferramos a lo que podemos
tocar, si lo que me dices no se toca, es poco creíble. Si está en otro plano, su acceso es
imposible.
—Es verdad, sois tan materialistas... Es lo que os pierde, os quedáis en la
superficie. Por eso yo te digo una cosa, tú busca y encontrarás; pero no fuera de ti, sino
dentro. Con constancia y tenacidad, primero conseguirás encontrarte a ti mismo, y
después me encontrarás a mí.
—Ya, eso es muy fácil de decir y difícil de hacer.
—Nadie dijo que la vida fuese fácil.
—Bueno, otra pregunta. ¿Y las guerras? ¿Tú no puedes hacer nada?
—Yo no he de intervenir en nada vuestro. Esas guerras las provocáis vosotros. Por
el egoísmo, el poder, la ambición y la soberbia. Debéis luchar por evitarlas, no habéis de
desfallecer. Piensa que he enviado muchos mensajeros, Jesús, Gandhi y tantos otros;
pero vosotros los humanos los matasteis, hay mucha perversidad en vuestras mentes, el
mal disfruta de mucho poder y mucha capacidad de convicción; en cambio el bien, ser
buena persona, no atrae, a veces se confunde con ser tontos. No, yo no puedo intervenir.
—No lo entiendo. Tú, ¿no tienes poderes? A veces los haces servir.
—Pocas, y nada más en caso de necesidad extrema; pero como puedes comprobar
no tengo por eso más adeptos. No, yo os dejé aquí para que construyerais un mundo
mejor; aunque las cosas no han salido del todo bien; sin embargo, no pierdo la
esperanza, sé que unos cuantos de vosotros lucháis y tarde o temprano recogeréis los
frutos.
—Vale, no lo acabo de entender; sin embargo creo que no me queda más remedio
que asumir lo que nos ha tocado vivir, y ya que tú no nos ayudas mucho, intentaré poner
mi pequeño grano de arena para cambiar este mundo, aunque sea un poco.
—No te preocupes, cuando estés cansada de vivir, piensa en mí y yo te daré la
fuerza para continuar en la lucha de cada día.

viernes, 7 de mayo de 2010

UN MOMENTO EN EL TIEMPO

video

Para mí, el esfuerzo es muy importante para conseguir nuestras metas, es lo que yo intento inculcar a mis alumnos. Si uno quiere conseguir algo ,no basta con quererlo, se ha de esforzar para lograrlo. Esta balada de Whitney Houston, a parte de ser preciosa, le acompañan unas imágenes que hacen que te llegue a lo más hondo del corazón, y que pienses que, en sólo un instante puedes llegar a alcanzar la gloria, y entonces, nada más importa, disfrutar de ese segundo donde con la punta de los dedos tocas el cielo.

viernes, 23 de abril de 2010

EL CASTILLO



Como hoy, es el día del libro, que mejor regalo que un relato. Aquí os dejo mi último cuadro y el relato que me ha inspirado.


Sonó el teléfono. Al otro lado del hilo una voz potente dijo
-Tu y yo tenemos que arreglar cuentas. Esta noche te espero en el puente de la ciudad, a las nueve en punto, sino vienes, vendré a buscarte.
Ramón tenía miedo; pero no le quedaba más remedio que ir; aunque sabía que estaba perdido. Nunca pensó que su llegada a esta ciudad le reportaría tantos problemas. Al principio todo era muy bonito; pero el dinero pronto se acabó y los pocos trabajos que tuvo la suerte de encontrar le duraron cuatro días; el alquiler no esperaba y la casera le había dejado claro que, o pagaba, o su estancia en aquel piso tenía los días contados, por lo que sin pensárselo mucho decidió acudir a una persona de poco fiar. Enseguida obtuvo el dinero; pero también una piraña que a partir de ahora no le dejaría vivir tranquilo. No se dio cuenta de la clase de tipo a quien acudía para arreglar sus problemas económicos, y ahora, después de varios últimátums, su vida corría peligro. Arrastrando los pies, su cuerpo se fue acercando a aquel puente, porque su mente se encontraba muy lejos de allí. Un tipo con cara de pocos amigos le esperaba, unos ojos con una mirada llena de ira observaba como se aproximaba. Cuando llegó a su altura le dijo con voz amenazadora:
-¡Supongo que traes el dinero!.
-No he podido conseguirlo todo, es imposible.- respondió tímidamente Ramón.
En ese momento sabía que este individuo jamás aceptaría parte del dinero, había firmado su sentencia de muerte. Aquel hombre no dijo ni palabra, lo miró fijamente con el entrecejo fruncido, sacó un puñal y con un movimiento rápido lo hincó en el estómago de Ramón, que con los ojos desorbitados cayó al suelo de rodillas, su mirada quedó clavada en aquella cúpula señorial de la catedral de Salzburgo, si aquella cúpula, -símbolo de otro tiempo- que fue lo primero que vio cuando llegó a esta ciudad, y que le hizo trasladarse a otra época donde quizás, ahora podría volver, y al fondo, en lo alto de la montaña, el castillo, como dueño y señor de toda la villa y de su propia vida, que ahora se escapaba dejando el último suspiro en aquella fortaleza soñada.

viernes, 9 de abril de 2010

SÁBADOS LITERARIOS DE MERCEDES



DIÁLOGO DE ZOMBIES

Fui a aquel cementerio atraído por un espectáculo morboso a punto de comenzar. A las doce en punto, unos muertos se levantarían de las tumbas; pero no todos, sólo cuatro, precisamente dos fueron actores en vida y otros dos, unos malhechores.
A la hora exacta comenzaron a salir los susodichos de sus respectivos sepulcros; auténticos zombiEs, o sea muertos vivientes. Primero se quitaron el polvo que llevaban encima y empezó la charla:
—Oye, Mario, ¿nos vamos al pueblo a asustar a todos esos pringaos?
—Vale, Toni; pero con clase, que la última vez se formó una que no me gustaría repetir.
De pronto intervienen los otros dos, que han salido un poco más tarde.
—Tío, nos apuntamos a la marcha.
—¿Quiénes sois vosotros?, ¿quién os ha dado vela en este entierro? —preguntó Toni.
—¿Qué dice este pavo? Somos como vosotros y si nos da la gana vamos —repitió aquel tipo, feo con ganas.
—Nosotros no os conocemos de nada y no admitimos intrusos en nuestro club; así es que fuera de aquí —dijo Mario.
—¿Has visto, tronco? Se creen algo este par de imbéciles —sentenció el ladrón.

La cosa se ponía fea, quería irme; sin embargo, los pies no me dejaban, necesitaba ver como acababa todo esto.
Los dos malhechores se acercaron a los otros dos con aires amenazadores.
—¿Quién decís que nos va impedir ir al pueblo?
—¡Nosotros! —respondieron con voz potente los actores.
Se abalanzaron unos sobre los otros y se dieron tantos mamporros que cayeron como muertos —bueno, como ídem—, y yo me marché muy decepcionado.

sábado, 27 de marzo de 2010

CRUJIENTE



Llevaba un año independizada y aun no me acostumbraba. Toda la vida dependiendo de mamá no podía ser. Cuando tuve mi primer trabajo pensé que era el momento. Después de buscar varios pisos de alquiler y calcular lo que me quedaría para mis gastos, me decidí por uno en Badalona, ni muy lejos ni muy cerca de mis padres. Cuando les di la noticia no se lo tomaron muy bien; aunque por fin lo entendieron, era suficientemente mayor para tener mi propia vida. Lo peor de ser independiente son las faenas domésticas, limpiar, lavar, planchar y sobre todo cocinar, ¡ay si, cocinar! No sabía hacer nada, ni un simple huevo frito, y la verdad, es que cuando llegaba de trabajar, estaba tan cansada que no tenía ánimos para guisar, comía cualquier cosa que encontraba en la nevera. Esto de ser ama de casa era peor de lo que me imaginaba. Después de cumplir dieciséis años no quise seguir en aquel instituto, ¿estudiar?, ¿Para qué? Trabajaría, me ganaría la vida, y me podría comprar toda la ropa que quisiera, e iría a la última. Mis padres me daban muy poco dinero, después de las malas notas que traía, decían que si no cumplía con mi deber, no tenía derecho a nada. El problema fue cuando comencé a buscar, la cosa no era fácil, pasaron meses y meses y la situación no cambiaba, en todos los sitios me exigían el graduado, y yo fui incapaz de sacarlo; sin embargo, después de un año sin resultados, decidí volver, y al final lo conseguí y además continué estudiando; aunque no quería renunciar a buscar un trabajo. Ahora trabajaba y estudiaba; era duro; pero valía la pena. Después de muchos meses sin apenas relacionarme con mis padres, un buen día llamé a mi madre y acepté su invitación para ir a comer. Cuando llegué a casa, un olor a pan recién hecho me empezó a evocar épocas pasadas, a mi madre siempre le había gustado preparar su propio pan, y eso era una de las cosas que más echaba de menos. Allí le estaba esperando, redondo, con una corteza crujiente, y un color ocre que le daba un aspecto muy atractivo. Me senté en la mesa y empecé a degustar aquella comida casera a la que siempre le di poquísimo valor, supongo que por la cotidianeidad del día a día; pero después de tanto tiempo sin saborearla comenzaba a valorarla. Un bizcocho esponjoso con un horneado perfecto, fue el colofón a aquella velada, que se alargó hasta bien entrada la noche. Cuando me despedí, les prometí volver más a menudo a visitarlos y saborear aquel pan que tantos recuerdos despertaron en mí.

martes, 9 de marzo de 2010

¡QUÉ NEVADA!





Lo de ayer fue como dice Bisbal "ALGO INCREIBLE". Hacía más de veinticinco años que no veía una nevada como la de ayer, en mi pueblo Santa Coloma de Gramenet. Cuando salí de casa creía que estaba en Andorra, árboles blancos, calles con un palmo de nieve, los niños tirándose bolas, en fin, una verdadera postal de navidad en casi entrada la primavera. A pesar de todo esto tan bonito, también existen los inconvenientes, los resbalones, los coches patinando, y lo peor, los transportes públicos sin funcionar. Todo esto convirtió la ciudad en un verdadero caos. Y es que no estamos acostumbrados a estas cosas, porque, ¿quien se esperaba a las nueve de la mañana-que simplemente llovía un poco- que acabaría el día como acabó? De todas maneras cuando pasen unos cuantos meses siempre nos acordaremos de lo bueno, y de lo bonito que fue aquel día que cayó "La gran nevada"

viernes, 5 de marzo de 2010

SÁBADOS LITERARIOS DE MERCEDES



PERDIDA EN LA GRAN CIUDAD

A Laura no le gustaba mucho ir en coche por Barcelona, el aparcamiento estaba fatal y además le costaba reconocer las calles; aquel día no tenía más remedio que decidirse y cogerlo, iba cargada de libros y material para las oposiciones, el camino lo conocía muy bien y tenía entendido que donde realizaban la prueba era posible aparcar. ¡Pobre ilusa! Nerviosa, pero animada en aquella jungla de asfalto llena de coches, agarra el volante con decisión y va sorteando a todos aquellos coches que parecen estar en una carrera de fórmula uno. En cada semáforo, los rugidos de los motores son atronadores, preparados para salir a toda mecha cuando éste se abre. El momento más fulgurante es cuando se cruza la calle Aragón con la Diagonal, hay tal cantidad de automóviles que asusta de verdad; aunque una vez pasa este obstáculo, todo va como la seda. Por fin ya está en la calle Carlos III y llega al centro. Sin embargo, ¡oh, desilusión!, el vigilante le indica la imposibilidad de aparcar dentro y que se busque la vida. ¿Y ahora qué? No tiene ni idea de dónde ir, y comienza su odisea por la gran ciudad; vueltas y vueltas, cinturón de ronda arriba, cinturón de ronda abajo, llega a la altura del campo del Barça, Ya no puede más, baja del coche y comienza a preguntar y preguntar. Después de tantas peripecias, consigue volver al punto de partida y, con una cara de lo más compungida, le pide al vigilante que le permita aparcar. Éste, tocado en su fibra sensible, se compadece y se lo permite.
Menos mal que, como dice el refrán: “Bien está lo que bien acaba”. El examen fue bien y para celebrarlo se fue con sus amigas a la Plaza Cataluña; en concreto a pasear por las Ramblas. Y después a relajarse en uno de los tantos chiringuitos que te encuentras a lo largo de ellas, allí se divirtió y acabó por olvidar toda aquella aventura, que ojalá nunca más volviese a repetir.

jueves, 11 de febrero de 2010

UNA LEVE GOTA DEL SUDOR DE TU MIRADA



No había remedio, tenía que ir a su casa. Estaba un poco lejos, y con la nevada que cayó durante toda la noche, me iba a costar un poco llegar; sin embargo lo intentaría. La situación llegó a un punto que se convirtió en insostenible. ¿Cómo es posible que después de tanto tiempo hayamos acabado así? Nuestra amistad vale más que cualquier otra cosa, y aunque nos veamos poco, yo siempre he dicho que lo que importa es la calidad y no la cantidad. La vida ha dado muchas vueltas y nuestros caminos se han separado y juntado muchas veces. Me gustaría seguir; pero ella me pide demasiado, y a mí, me es imposible dárselo. Tantos secretos compartidos, tantos momentos de complicidad, ahora, no valen nada, simplemente son un recuerdo que un día fue lo más importante de nuestras vidas, y con el paso de los años se han ido diluyendo como el azúcar, y como decía en un poema que escribí hace años, “sólo queda una leve gota del sudor de tu mirada”, sin embargo, aunque parece imposible, yo soñaré que tal vez un día, nuestros caminos se vuelvan a encontrar

viernes, 5 de febrero de 2010

SÁBADOS LITERARIOS DE MERCEDES


LA SEGUNDA OPORTUNIDAD

Ramón vino con sus padres y sus hermanos a Hospitalet desde Andalucía. Sus padres, desde el principio, se tuvieron que buscar la vida y trabajaron en lo que buenamente encontraban. El padre se pasaba casi todo el día fuera de casa, para llevar su pobre sueldo a la familia. Ramón estaba muchas horas en la calle jugando, se fue haciendo mayor y comenzó a frecuentar amistades algo peligrosas. Comenzó fumando porros; pero poco a poco esto se quedó corto y un día le convencieron para pincharse heroína. La sensación que sintió fue formidable, la visión de otro mundo le hizo continuar y continuar por esa caída en tobogán sin final. Trabajaba esporádicamente; porque enseguida que percibían su comportamiento lo despedían. Sin trabajo y sin dinero decidió robar, primero hurtos de poca monta y después más cuantiosos para conseguir su droga. Un día lo detuvieron y dio con sus huesos en prisión; aquí las cosas no cambiaron demasiado, la droga entraba por diferentes conductos y no tenía muchos problemas en conseguirla. Cumplió su pena y fuera, al contrario de redimirse, su vida se fue hundiendo cada vez más. Volvió a los robos y cada vez le costaba más adquirir la mercancía, como ellos decían. Todo era un círculo vicioso, para Ramón sólo tenía sentido la droga, no había nada más. La relación con su familia era inexistente, menos con su madre, al pie del cañón intentaba salvar la vida de su hijo; sin embargo era del todo inútil. Un día, la intimidad del lavabo de un bar le sirvió para nuevamente coger la goma elástica, apretarla al brazo para que se le dilataran las venas, la cucharilla con la heroína, la llama calentando la misma, la jeringa entrando en su brazo... Su cara como tantas veces se fue transformando en aquella mezcla de placer y tristeza; aunque esta vez no era igual, sus ojos se abrieron adquiriendo un rictus de espanto difícilmente explicable. Intentó gritar; no pudo, su cuerpo se fue desplomando, perdiendo el conocimiento al instante, todo se acababa, todo... Despertó en un hospital, estaba vivo, alguien lo encontró y lo pudieron salvar en el último segundo. Aquello seguramente significaba algo. La vida le daba una segunda oportunidad.

domingo, 24 de enero de 2010

UN DÍA MUY FELIZ





Hoy ha sido un día muy feliz para mí. He estado en el acto de los premios Constantí. Uno a uno han llamado a los finalistas, leyendo un fragmento de cada relato, y entregándonos un diploma y un ejemplar del libro con los relatos. La ceremonia muy entrañable, y emotiva, tanto, que al decir mi nombre, sin apenas poderlo remediar, una lágrima cayó por mi mejilla, feliz como una niña con zapatos nuevos.
Aquí os dejo unas cuantas fotos del acto.

miércoles, 13 de enero de 2010

FINALISTA "PREMIO CONSTANTÍ" "HISTORIAS DE LA TIERRA"



¡Estoy contentísima!, he quedado finalista en un concurso literario, el "PREMIO CONSTANTÍ". La verdad es que no me lo podía creer, ya que aparte del concurso que organizamos en los blogs, nunca había quedado finalista en ninguno, y ha sido ahora, que me he dado cuenta, que el esfuerzo tarde o temprano tiene su recompensa. El placer de escribir es muy importante; pero el reconocimiento, al menos para mí tiene un valor añadido. El momento en que me siento al ordenador y empiezan a surgir las ideas para transformarlas en palabras, es un instante mágico, solamente superable en mi caso por la creación de un cuadro. Este blog me ha ayudado mucho, así como todos vuestros escritos, que me han servido para mejorar bastantes aspectos de mis relatos.
Gracias a todos y todas.

lunes, 4 de enero de 2010

LA PUESTA DE SOL







Estas vacaciones han sido para mi un poco ajetreadas, que si los regalos, las comidas, y como guinda final, mi hija se empeñó en que pintásemos la habitación de rojo. A pesar de que intenté convencerla de lo contrario, que si la habitación parecería más pequeña, que era un color muy fuerte, en fin probé de todas formas; pero no pude hacerla cambiar de opinión. Después también quería que sus amigas hicieran garabatos, y ahí me planté y le dije:-Eso si que no, si acaso ya te haré yo un mural. Allí, firmé mi sentencia de muerte, lo había prometido, y ya se sabe, ellos prometen y si no cumplen no pasa nada; sin embargo si tú lo haces, la cosa cambia, y aunque fui retrasando lo máximo la ejecución, al final no hubo más remedio que realizar lo que me había comprometido. Hay que ver lo que cuesta ponerse manos a la obra; menos mal que poco a poco aquel mural fue tomando forma y no quedó muy mal del todo, tardamos; pero valió la pena. En fin, ¿que no haría una por una hija?. Aquí os dejo como fui pariendo esta obra.