miércoles, 24 de agosto de 2016

ESTE JUEVES...RELATO

          ARGUMENTOS LITERARIOS Y DE OTRAS CLASES

De las propuestas de Demiurgo he escogido esta:
 2) “Hacer de la propia imagen en el espejo  un tema para un cuento”.



Laura llevaba unos días con un gran dolor de cabeza, no había nada que se lo quitara. No tenía hambre, solo quería permanecer con la luz apagada. No podría resistir mucho tiempo así. Se despertó sobresaltada en la noche, y tuvo la necesidad de mirarse en el espejo del armario. Su cara le asustó, grandes ojeras surcaban su faz y aquel reflejo le miraba con una expresión malvada. De pronto, su imagen le habló, sí, no podía ser; pero ella lo estaba viendo, su otro yo le hablaba:

--¿Qué haces allí parada? Venga muévete. Tu marido se está viendo con otra y tú ahí lamentándote por un simple dolor de cabeza. Lo debes matar, ilusa, crédula, sino lo haces se irá con ella.

Laura le contesta:

--Mientes.

--Tú misma-- contestó irónico aquel reflejo macabro.

Entonces Laura cerró la puerta y regresó a la cama. Era verdad estaba sola, Carlos no había venido a dormir.

A la mañana siguiente se encontraba mejor; pero las palabras de aquel reflejo le martilleaban sin parar. Su madre siempre se lo decía: Este hombre no es para ti, acabará engañándote.

 Su marido llegaba sobre las siete de la tarde. Lo esperó, tenía que hablar con el.  Al entrar lo primero que le dijo fue:

--Te estaba esperando. Ayer no viniste a dormir.

--¿Cómo? Claro que vine; pero pensé que era mejor que durmiera en el otro dormitorio; te acostaste muy temprano por tu dolor de cabeza y no te quise molestar.

Otras veces le hubiera creído; sin embargo esta no.

--No mientas, contestó sobresaltada. Se que te ves con tu amante.

--Pero, ¿Qué dices?- dijo incrédulo Carlos.

La cara de Laura cambió, aquella expresión no era este mundo. Sin pensárselo, agarró un cuchillo, y con una fuerza sobrehumana hirió a Carlos, que asustado la cogió como pudo y le hizo tirar el arma. No era Laura, aquel reflejo hablaba por su boca.

--Ella me lo dijo y es verdad, te mataré.

--Ella, ¿Quién es ella? ¡Estás loca! –gritó espantado Carlos

Carlos intentó huir; pero no pudo, ella recogió el cuchillo, se lo lanzó a la espalda y consiguió acabar con él. Después se dirigió a la habitación, abrió el armario, y su reflejo con una sonrisa irónica le dijo:

--Has hecho bien, él no era para ti, siempre te lo dije. Ahora, nos quedaremos juntas tú y yo para siempre.
MÁS ARGUMENTOS LITERARIOS EN CASA DE DEMIURGO

miércoles, 17 de agosto de 2016

ESTE JUEVES...RELATO

                HISTORIAS DE OLIMPIADAS

Llevaba cuatro años preparando aquella carrera, cuatro años. Había renunciado a tantas cosas, por un sueño si, por un sueño. Allí estaba, llegó el momento de la verdad, la final de los 200 metros mariposa. Es cierto que en las otras carreras no se sintió muy cómoda; pero conforme pasaba el tiempo se encontraba mejor. Preparada, suena la señal, allá va. Habían creado ella y su entrenador una buena estrategia, debía dosificarse y sobre todo mantener la mente fría. De momento tenía fuerzas, mientras nadaba pensaba en esos cuatro años, los sacrificios, la superación del dolor, la parálisis que a veces sufrían sus músculos por el esfuerzo llevado al límite; sin embargo quería demostrar que valió la pena. Allí estaba en tercera posición en los últimos dos largos, ahora era el momento de atacar. Se sumergió y dio una brazada imponente bajo el agua, nadaba a toda velocidad, era posible, si, lo era, seguía la estela de la australiana; pero la japonesa se encontraba muy cerca. Último largo, se encuentra la primera, un esfuerzo más, un poco más, lo va a conseguir, parece que las fuerzas le flaquean; pero no, está a su alcance, estira los brazos al máximo y por muy poco, solo tres centésimas consigue la medalla de oro. Valió la pena tanto dolor, esta sensación no se paga con nada, oro olímpico.
Felicidades Mireia.

MÁS HISTORIAS DE OLIMPIADAS EN CASA DE GUS

martes, 9 de agosto de 2016

BOCETOS VACACIONES 2016

                                       RINCÓN DE LOS JARDINES DEL CASTILLO DE MILÁN



                                                           LAGO COMO-CERCA DE MILÁN       
                                                    

                                          
                                          VISTA RINCÓN DE LJUBLJANA (SLOVENIA)    
                                                            



                                                      LAGO BLED-SLOVENIA
                                                       
                                                     LAGO BLED-SLOVENIA                           


                

                 TONA-CASA RURAL VISTAS-PARQUE NACIONAL PLETVICE (CROACIA)

  
                               CASCADAS DEL PARQUE NACIONAL DE PLITVICE (CROACIA)
                                  

                               
          SALIDA  BARCO  DEL  PARQUE  NATURAL DE PLITVICE (CROACIA)


                                    VISTA DESDE EL  PUERTO DE DUBROVNIK (CROACIA)


                                           
                                  VISTA  DEL PUERTO DE DUBROVNIK  (CROACIA)


miércoles, 20 de julio de 2016

ESTE JUEVES...RELATO

                                  ACCESIBLE VERSUS INACCESIBLE


Recuerdo que en mi clase había una compañera con polio que se llamaba Julien, así como en las otras clases  también solía haber. Eran los años setenta, y era extraño no conocer a nadie que  padeciera esa enfermedad. Al principio los percibía diferentes, pero enseguida  me di cuenta que eran como los demás. En donde se podía notar algo de diferencia era a la hora de educación física; pero ellos se esforzaban como el que más y prácticamente realizaban los mismos ejercicios. La verdad es que nunca pensé los problemas que se podían encontrar en el día a día, todos los compañeros los reconocíamos como uno más,  Cuando una es una cría, estas cosas se le pasan o no se las hacen ver. También es cierto que estos compañeros solo tenían dificultad en una pierna; pero se podían desenvolver muy bien, incluso me acuerdo que en un viaje de fin de curso, varios alumnos bastante tremendos, entre ellos uno con polio, alquilaron en Ibiza unas motos y tuvieron una caída, Este se rompió la clavícula y no le quedó mas remedio que regresar a casa, con un gran disgusto que se llevaron los profesores.
La ciudad,  en ningún momento se ha adaptado a las personas con movilidad reducida, ahora se empiezan a dar cuenta, hay más rampas y accesos a los lugares. Me acuerdo una vez estando en París con mis hijas, conocimos a una pareja, la mujer iba en silla de ruedas, no le pregunté el motivo.  Para moverse por la ciudad la dificultad era máxima, había autobuses que no querían bajar la rampa o simplemente no disponían de ella y casi siempre, se desplazaban caminando. Intentaron ver el Arco de Triunfo y les fue imposible, no disponía de acceso con rampas o ascensor. Y de esto no hace tanto tiempo.
En fin, que la mayoría de las veces no sabemos ver más allá de nuestras propias narices.
MÁS ACCESIBLES I INACCESIBLES EN CASA DE MOLÍ

miércoles, 13 de julio de 2016

ESTE JUEVES...RELATO

                                                        EL OLVIDO


Hacía un día fantástico, tanto que Laura decidió ir a la playa de Badalona. Quedó con su hija, a la que últimamente veía poco. Desde que se independizó eran contadas las ocasiones que disfrutaba de su presencia; y hoy era uno de esos días. Pasearon por la Calle del Mar y comieron en un restaurante vegano. A ella no le gustaba mucho; pero, ¿Qué no hará una madre por sus hijos? Se quedó con un poco de hambre; pero la verdad es que estaba a dieta, día si y día no. Parecía que hoy la cumpliría, a ver si mañana la báscula se portaba bien y la dietista se ponía contenta, tenía una paciencia infinita la pobre. Laura era una paciente con poca voluntad, los primeros quilos no le costaron mucho; pero la verdad es que le gustaba demasiado comer y la mayoría de los días se le olvidaba la dichosa dieta, comer poco y a menudo en plato de postre. Desde luego el fin de semana se lo saltaba a la torera, vamos, sin solución, al menos de momento.
Se descalzó y sintió el agua golpeándole suavemente los tobillos. Era una sensación tan agradable que sus piernas maltrechas lo agradecían infinitamente. Después de  andar por la arena durante casi una hora. Laura se despidió de su hija, hasta no se sabía cuando y regresó a su casa. Sobre las ocho de la noche, un whatsApp en el móvil: -¿Te ha pasado alguna cosa? Teníamos hoy visita a las 17’00 horas. Se le olvidó la visita a la dietista, no era el viernes sinó el jueves, no miró en la agenda, confió en su memoria, y esta le falló, o tal vez…su subconsciente le traicionó.
MÁS OLVIDOS EN CASA DE GUS

miércoles, 6 de julio de 2016

ESTE JUEVES...RELATO

                                             EL CRUCERO
 
La amiga de Raquel  insistió tanto, que al final fue al dichoso crucero para solteros; pero ella no se fue muy convencida, había ido a cenas, excursiones, cursillos, y no funcionó, ¿por qué iba a funcionar esto?
La mañana era muy soleada; pero con una brisa que daban ganas de subir a cubierta. La verdad es que  de todos los días que llevaba en aquel barco, era el primero que no tenía nauseas. Ya era mala suerte, lo que debía de ser una diversión se convirtió en un verdadero suplicio. No había disfrutado ni de las horas en las que visitaba las ciudades, era tal el malestar, que regresaba al barco y se tumbaba en la cama. Y en cuanto a los hombres, nada más el primer día se fijó en alguno; aunque ahora le parecía francamente un espejismo. El barco, eso si, era precioso, disponía de varias salas, de cine, teatro, varias terrazas con piscinas incluidas, cafeterías e incluso tiendas; pero…no se estaba quieto, se movía, si, y a veces mucho. Hoy por fin parecía que su cuerpo se había acostumbrado a aquello y casi no notaba el vaivén. Allí en la cubierta, sentía el aire puro rozándole la cara, cerraba los ojos y se dejaba llevar por esa leve caricia. Se encontraba tan extasiada disfrutando de esa maravillosa sensación, que casi no se dio cuenta cuando una mano se posó en su hombro y una cálida voz le susurro al oído:
-          ¿Se encuentra mejor?
-          ¿Qué? Contestó algo perpleja, sobre todo cuando dándose la vuelta descubrió que aquel hombre era uno en los que se fijó el primer día. ¿Cómo sabría lo de sus mareos?
-          ¡OH si! estoy mucho mejor, gracias.
-          ¿Lo ha pasado mal verdad?. A mi también me sucedía.
-          Si…Dijo Raquel no muy convencida. ¿Hace muchos cruceros?
-          Si, me encantan, puedes conocer a personas muy interesantes.
-          Pues yo, no lo soy mucho, y encima me mareo.
-          Bueno, hay cosas peores.
Hablaron toda la mañana, e incluso comieron juntos. Solo quedaban dos días de crucero y esta vez los aprovechó bien. Cuando por fin llegaron a su último puerto, Raquel se despidió de Alberto que así se llamaba aquel hombre de momento misterioso.
No sabía si aquella incipiente amistad llegaría a algo más; sin embargo tenía claro que disfrutaría de ella todo el tiempo que fuera posible. Su amiga no se equivocó del todo, aquel crucero cambió su vida.
MÁS CRUCEROS EN CASA DE LEONOR

miércoles, 29 de junio de 2016

ESTE JUEVES...RELATO

                                                         REENCUENTROS


Después de aquella decisión tan difícil que tomé, desaparecí durante mucho tiempo de la ciudad. No podía ni quería quedarme, era demasiado doloroso. Cambié de vida, cambié de tierra y me olvidé de todo lo que hacía referencia a Oscar. Nuestra separación no fue que digamos muy tranquila, nos echamos en cara tantas cosas, que ahora cuando lo miro fríamente, quizás los dos tuvimos parte de culpa. Yo por haberme acomodado demasiado a aquel matrimonio,  pensaba que era para toda la vida y que esa relación rodaría por ella sola, sin mover un dedo, él porque muy pronto empezó a aburrirse  y nunca hizo nada por mantener la llama encendida, buscando fuera esa diversión que yo no le daba. Nunca actuamos como una verdadera pareja, éramos demasiado egoístas.
No había regresado ni una vez en dos años, ni por mis padres; pero esta vez creí que ya iba siendo hora de cerrar viejas heridas. No busqué el reencuentro; pero se produjo, y se produjo en el parque donde nos vimos la primera vez. Entonces me di cuenta que el dolor ya no existía, dando paso a una aceptación sin rencores. Él ya tenía una hija y vivía felizmente con su nueva pareja, y cuando me lo contaba, me alegraba, quizás no estábamos preparados para una relación estable y sucedió lo inevitable. Si, ahora lo comprendía, necesitaba dar ese paso para darme cuenta que esa etapa de mi vida acabó, y ahora, no sabía cómo sería la siguiente; pero seguro que distinta, quedándome  claro, que una relación no funciona por si sola, sino que los dos miembros de la pareja hemos de luchar por mantener viva  la llama del amor.

MÁS REENCUENTROS Y DESENCUENTROS EN CASA DE JUAN CARLOS