MUNDIFRASES. PÁGINA WEB DONDE ENCONTRARÉIS FRASES DE MIS LIBROS Y RELATOS

miércoles, 13 de septiembre de 2017

ESTE JUEVES...RELATO

                      LA MANO QUE DA LA MONEDA


Esta vez no le daré nada, este chico, no sé que hace tan joven pidiendo, la verdad es que no lo entiendo, es extranjero vestido de hippie y en vez de trabajar pide. Ya me lo habían dicho, ocupan y encima piden, no se buscan la vida. En contra de la sociedad; pero después pretenden  vivir de ella, menuda contradicción.  No, hoy no le daré; aunque en el fondo me da pena, tiene una mirada…, si, porque yo me fijo mucho en la mirada, parece buen chico, y, está tan delgado. Seguro que debe de comer poco, y esa ropa, toda rota. Dicen que es la ropa que llevan los ocupas, es como otras tribus urbanas, su signo de identidad; pero no creo que le guste vestir de esa manera, seguro que no tiene dinero. De todas maneras no me dejaré engañar por las apariencias. ¡Qué trabaje, como todos! No es normal que se pase aquí horas con la mano extendida, se debe cansar. Yo…le diría alguna cosa, no, no me atrevo, eso de hablar con desconocidos no va conmigo, me da reparo, igual piensa que me meto en lo que no me llaman y salgo mal parada.
Bueno, le daré una moneda, será la última, lo prometo.
MÁS CONTRADICCIONES EN CASA DE GUS

miércoles, 6 de septiembre de 2017

ESTE JUEVES...RELATO

                               HÉROES, HEROÍNAS Y SIMILARES
Partiendo de una noticia real, he novelado la historia de como podría haber sucedido.

 
Después de muerto, héroe

Omid no quería ser un héroe, cumplía con su deber y se dedicaba en cuerpo y alma a su profesión, bombero, tenía una gran vocación y eso se notaba cuando la ejercía. Su voz era suave y melodiosa y daba confianza.
Un día les avisaron de que se había producido un incendio en un edificio residencial en el barrio Bagherí, en Teherán. Una mujer y sus dos hijos permanecían atrapados en el interior del apartamento. Uno de los hijos logró escapar con la madre; sin embargo la niña de nueve años se quedó colgando de una ventana. Omid no se lo pensó y subió con la grúa hacía la ventana, dónde se encontraba la niña. Llevaba una máscara de oxígeno y el humo lo cegaba. Como pudo llegó hasta ella y rápidamente le cedió su máscara para que pudiera respirar. La agarró fuerte y la trasladó a la grúa. Al principio no se daba cuenta; pero poco a poco el humo iba entrando en sus pulmones. Cuando llegó abajo, con la niña a salvo Omid se desmayó. Fue trasladado al hospital; aunque no se pudo hacer nada por él, sufrió una hipoxia y esto le causó la muerte cerebral. Después de muerto su familia estuvo de acuerdo en donar sus órganos y con ellos salvó más vidas.
Omid, no quería ser un héroe; pero lo fue, regaló su vida a esa niña, tenía que salvarla y no le importó nada más. Omid, un héroe anónimo como tantos que hay en el mundo, la vida de los demás siempre pasa por delante de la suya, y eso les hace especiales, ¿Por qué? ¿Cuántas personas harían lo mismo?  

 

 

miércoles, 23 de agosto de 2017

ESTE JUEVES...RELATO

                               EN NOMBRE DE DIOS


NO PRONUNCIARÁS EL NOMBRE DE DIOS EN VANO

Uno de los mandamientos dice: “No pronunciarás el nombre de Dios en vano” y ahora en estos tiempos es bastante cierto que se está pronunciando con demasiada asiduidad, justificando las causas más atroces en el nombre de Dios.
No me voy a poner ahora a divagar en la creencia de la existencia o no existencia de Dios; pero, ¿no creéis que se utiliza demasiadas veces su nombre  para cubrir las espaldas de muchos individuos, que poco creen en él? y si lo hacen, es en un Dios vengativo y malvado, dispuesto a matar a las criaturas que él mismo creó. ¿Es posible que un Dios que nos creó vaya en contra de sus propias criaturas? No, lo afirmo con rotundidad, nada ni nadie y menos Dios justifica todas las matanzas que hay sobre este triste planeta azul. Si de verdad existe ese Dios, estaría a favor de la paz y del amor, nunca de la guerra. Si existiera claro, ni afirmo ni niego; aunque esas criaturas que puso en este planeta son más imperfectas de lo que deberían y la maldad a veces se encuentra tan dentro del individuo que ni los que le rodean son capaces de percibirla.
Esos chicos que han atentado en Barcelona, tan normales, tan integrados, tanto que nadie, ni su familia pudieron ver la maldad que poco a poco iba entrando dentro de ellos, tanto que fueron capaces de comportarse como siempre sin que se les notara nada; pero algo o alguien  introdujo en ellos la semilla de la maldad, colocando siempre por delante "en nombre de Dios", y hasta el último momento ese nombre fue pronunciado para justificar la tremenda atrocidad cometida; sin embargo, que no se equivoquen, porque si Dios existe nunca debería dejar que se pronunciase su nombre en vano; aunque nosotros somos simples mortales y jamás sabremos los planes de Dios.
MÁS RELATOS EN EL BLOG DE MARIBEL

miércoles, 26 de julio de 2017

ESTE JUEVES...RELATO

                                                               OLVIDAR

Este jueves nuestra amiga Mª José Moreno nos propone un tema que da mucho juego, "Olvidar" Como ya sabéis yo no soy muy poeta; pero esta vez me he atrevido, porque os diré que me ha venido de golpe.
 


                                                                OLVIDAR

Necesito olvidar para vivir,
necesito olvidar para creer,
creer en una sociedad más justa,
en una sociedad que nos olvide,
que nos olvide para que muchos encuentren su camino,
camino sin obstáculos,
camino sin reproches;
pero creo que no va a ser posible,
te persigue y te dice lo que es bueno y lo que es malo,
Y mientras, ellos se matan,
quitan  la dignidad a las personas,
y otros, si, otros no reaccionan,
reaccionar representa sacrificar
muchos privilegios,
mucho dinero.
Dinero, el gran mal;
sin embargo  nos lo han hecho necesario.
Sin dinero eres pobre,
no comes y tienes que pedir,
pedir a  los demás, a la sociedad,
a la que quieres olvidar.
Al final te quedas a su lado,
y convives con ella,
¡Qué remedio! No puedes olvidar

MÁS OLVIDOS EN CASA DE Mª JOSÉ

jueves, 20 de julio de 2017

ESTE JUEVES...RELATO

                                                  MI MIEDO Y YO


Otra vez el mismo sueño, no se volver a casa, tengo miedo, no encuentro el camino. ¿Será premonitorio de algo que me sucederá cuando sea mayor? ¿Perder la memoria o tener alguna enfermedad neurogenerativa? Eso pensaba Claudia, una mujer fuerte de aspecto; pero frágil en su interior. Sea lo que fuere, le decía su marido, no sé puede hacer nada y lo que haya de suceder sucederá, no está en nuestras manos; pero lejos de tranquilizarla, esas palabras la ponían más nerviosa, y el sueño se seguía repitiendo al menos tres veces por semana. Cuando soñaba, podía ir caminando o en coche, como le sucedía en otro de sus sueños. Llegaba a su destino en coche; sin embargo cuando quería regresar no encontraba el camino y daba vueltas y vueltas, introduciéndose en la espesura de un bosque, y no conseguía salir, despertándose toda sudorosa y ansiosa. Lo pasaba mal y no podía hacer nada por evitarlo.
Una noche volvió a tener el mismo sueño; pero esta vez  fue  un poco diferente. Entraba en el bosque con el coche; de pronto oyó una voz:
--¡Por aquí, ven por aquí! Ya te queda poco, se valiente, continua.
A Claudia le dio confianza aquella voz y decidió seguirla, pasó por  la espesura del bosque, todo se volvió oscuro, tuvo la aquella sensación tan mala de otras veces; sin embargo decidió continuar, apretó el acelerador, y poco a poco lo que era tan negro se convirtió en pura luz, y allí estaba su casa y su marido esperándola, lo había conseguido, no se rindió, continuó y esa fue su recompensa.
A partir de entonces sus miedos se redujeron y empezó a confiar más en si misma, allí estaba la clave de todo, confiar en una misma, y así seguro que todo sería mucho más sencillo. 
MÁS MIEDOS EN CASA DE PEPE

miércoles, 12 de julio de 2017

ESTE JUEVES...RELATO

                                          ESTADOS DE CONSCIENCIA
 Esta semana Alfredo nos propone que escojamos una imagen realizada por la fotógrafa, Gaby Herbstein y continuemos el relato del que nos propone un principio. Y aquí está lo que se me ha ocurrido



«Tranquilo, tengo en mis manos tus sueños de esta noche y te aseguro que son inspiradores y reconfortantes. ¡Por fin algo me distancia de la muerte!
Te cuento...» 


Tu sueño no empezará muy bien, te encontrarás colgada de unas cuerdas y debajo solo habrá abismo y arriba cielo; pero tú te  soltarás. Has de confiar en ti, encontrarás tu camino, no te precipitarás, no, no tengas miedo. Siempre has vivido con temor de la muerte, que aunque sabes que tarde o temprano vendrá, no será el final, nunca es el final, y además aún no te ha llegado la hora. Lo que te espera  cada vez está más cerca de ti, es infinitamente mejor que lo que tienes, y te ayudará a superar todos esos miedos que has ido acumulando a lo largo de tu vida. Lánzaté y un nuevo horizonte se abrirá ante ti, confia, confía. Además que puede pasar, ¿Qué te precipites? No, sabes que eso nunca sucederá.
MÁS ESTADOS DE CONSCIENCIA EN CASA DE ALFREDO



miércoles, 5 de julio de 2017

ESTE JUEVES...RELATO

                                                   DE JUEGOS Y JUGUETES...
 
-Papa, ¿Qué me has traído?
-Este juego de construcciones, como me dijiste la última vez cuando se me ocurrió regalarte una muñeca.
-Ya sabes que no me gustan las muñecas, no hacen nada.
Esto le decía yo a mi pobre padre cuando venía de los viajes de trabajo que realizaba por España, construyendo aquellos hornos de pan, a unas temperaturas altísimas con las que tenía que trabajar sin casi protección. Siempre me traía alguna cosa, y yo, me ponía muy contenta.
Cogía aquellas piezas y comenzaba a realizar construcciones que salían de mi imaginación: Pájaros, coches y cosas sin nombre; pero eran mis cosas y me sentía bien construyéndolas.
Al ser hija única, siempre he echado de menos tener hermanos, jugar con ellos, contarles mis sueños, mis miedos, en definitiva, compartir; sin embargo no fue así, jugaba sola y me las apañaba como podía.
De todas maneras, por entonces siempre estaba la calle. Allí si que me divertía con los amigos, jugábamos mucho y desde luego no existían los peligros que hay ahora. Saltar a la cuerda era divertido; aunque para mi era mucho más golpear aquellos cromos tan bonitos con las manos huecas para darles la vuelta, deseando ganarle a la amiga aquellos que tú no tenías, y  cuando lo lograbas, tu mirada se convertía en puro entusiasmo.
La infancia, gratos recuerdos que nunca se olvidan.
 MÁS JUEGOS Y JUGUETES EN CASA DE INMA